ESTOY EN FACEBOOK… AGREGAME COMO AMIGO.


A día de hoy, nadie pone en duda la utilidad que las redes sociales tienen en nuestra vida, tanto personal, como profesionalmente. La asimilación de las redes sociales como medio de comunicación en nuestra sociedad no tiene precedente alguno. Como ya pasó con el móvil, muchos ni siquiera recuerdan como vivían antes de tener un perfil en Tuenti, Facebook o My Space, incluso existen casos de personas que han sufrido síndrome de abstinencia al privárseles el acceso a sus perfiles de facebook.


Las redes sociales nos ayudan a crear lazos, a compartir experiencias, recursos, opiniones…. pero no debemos olvidar que el carácter virtual de todo aquello que volcamos en los medios sociales que, aunque tiene innumerables ventajas, tiene una carencia fundamental: el compromiso.


Y es que tener 975 amigos en Facebook no quiere decir que los tengas realmente, de la misma forma que recibir 127 visitas en tu perfil de Tuenti no significa que haya 127 personas interesadas conocerte de verdad. Pero hay personas (entre las que no me incluyo) que al tener un mayor número de visitas en su perfil o un mayor número de “amigos” en Facebook, experimentan una falsa sensación de seguridad. Digo “falsa” porque, aunque el hombre sea social por naturaleza, la socialización que conseguirá a través de las redes sociales nunca será una socialización real y sólo puede superarse esa artificialidad a través del compromiso.


En la búsqueda de esa seguridad, hay personas que, de alguna forma, la buscan en detrimento de su intimidad. Cuando hablo de intimidad hablo de la habilidad de un individuo o grupo de mantener sus vidas y actos personales fuera de la vista del público. No digo que esté mal publicar las fotos de la fiesta del fin de semana pasado en tu perfil de Tuenti, no creo que sea malo comentar lo que estás haciendo en un momento determinado, pero creo, sinceramente que, hacer público lo que generalmente es privado o “universal” lo que generalmente está reservado a un grupo, le quita valor a esa acción o momento concreto.


Defiendo su uso y las considero realmente útiles en muchos casos. Por eso es vital que sepamos transmitir un uso responsable y limitado de todas las plataformas sociales existentes y nos esforcemos en separar lo público de lo privado y lo artificial de lo real.


- ¡¡OH DIOS ODIO MI TRABAJO!! ¡¡Mi jefe es un completo gilipiollas acosador siempre haciéndome hacer cosas de mireda sólo para encabronarme!! ¡GILIPOLLAS!
- Hola, ¿supongo que olvidaste que me habías agregado? En primer lugar, no te hagas ilusiones. En segundo lugar, ¿has trabajado aquí 5 meses y no has averiguado que soy gay? Se que no me meneo por la oficina como una reina, pero no es precisamente un secreto. En tercer lugar, esa cosa de mireda se llama tu “trabajo”, sabes, que yo te pago para que hagas. Pero el hecho de que parezcas capaz de cagaar la más simple de las tareas podría contribuir a como te sientes con ello. Y finalmente, también pareces haber olvidado que te quedan dos semanas para cumplir el periodo de prueba de 6 meses. No te molestes en venir mañana. Te mandaré tus 45 libras por correo, y puedes venir cuando quieras a recoger cualquier cosa que hayas dejado por aquí. Y sí, esto va en serio.

ESTOY EN FACEBOOK… AGREGAME COMO AMIGO. http://www.comocreartuweb.com/html-kit-tutorial/objetos/sonrisa.gif


Visitas: 98

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Singles Madrid para añadir comentarios!

Participar en Singles Madrid

© 2017   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio