Locura de amor. Una historia de pasión, dominación y sumisión.
... Comieron de nuevo juntos en la misma mesa y luego coincidieron también en la cena... y en el paseo nocturno por el puerto. Había mucha gente de la empresa paseando por el puerto, en grupos, en parejas, grupos de hombres, grupos de mujeres, grupos mixtos... todos pasándolo bien y ellos sin hablar pero rozándose las manos, como accidentalmente, mientras caminaban. Continuaron andando hacia una zona en la que no había mucha gente y Miguel le cogió la mano mientras andaban sin atreverse a mirarla a los ojos, gesto que ella aceptó. Fue un momento fantástico. No sabía qué decir ni sabía qué había sucedido, pero allí estaban los dos paseando por el puerto de Palma en aquella noche de primavera y cogidos de la mano. “Que no se rompa la noche, por favor que no se rompa”.

Como la noche anterior, Miguel la acompañó de nuevo hasta su habitación y volvió a besarla en la boca, en esa ocasión con la colaboración de ella. Se besaron hasta que empezaron a ver peligrosa la situación, ya que por los pasillos pululaba constantemente gente de la empresa, aunque a la mayoría no les conocían, pero tampoco era cuestión de dar que hablar y comprometer sus trabajos, y tal vez hasta sus propias familias. Eso fue todo. Ya no había duda de que tenían una relación, no sabían de qué tipo, ya que ambos estaban casados, pero desde luego tenían claro que aquello no era la típica aventura de una convención.

CONTINÚA...https://templar-alquimia.blogspot.com/2018/07/inconfesiones.html

Visitas: 16

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Singles Madrid para añadir comentarios!

Participar en Singles Madrid

© 2018   Creado por Clan-2000   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio